5 Trucos rápidos para que tu Perro deje de Ladrar [Comprobado]

¿Estas relajado en el sofá, y tu perro se vuelve literalmente “loco” y empieza a ladrar cuando oye el timbre de la puerta? Bienvenido al Club de los cuidadores atormentados con estos ladridos descontrolados.

Este es uno de los dolores de cabeza constantes, y fácilmente podríamos ampliar la serie de culebrones con “Lo que callamos los dueños de perros ladradores”.

Lo peor es que no es la punta del iceberg, sino el inicio del un largo viacrucis. Entonces o te pones manos a la obra y le dedicas más tiempo y mucha paciencia a aplicar estos simples trucos, o pronto estarás con unas ojeras de panda por no poder dormir bien o con más estrés de lo normal.

Sin más relleno, vamos por los Trucos infalibles para dejar que tu perro ladre sin parar en estos casos cotidianos y más recurrentes.

No les gusta quedarse solos y Ladran

Perros ladran cuando se quedan solos

Cuando tengas que salir de casa y dejar solo a tu perro, piénsalo dos veces. Si ellos se han criado con mucho hiper apego muy fuerte a tu compañía, les va a costar mucho pasar tiempo sin ti.

En estos casos, optarán por ladrar sin parar hasta que vuelvas a su lado. Aquí viene el Truco:

Antes de dejar a tu perro solo, puedes probar el salir unos minutos y regresar a casa. Luego evalúas cómo reacciona tu mascota. En el mejor de los casos, estará tranquilo y en el peor, empezará a ladrar como si no hubiera un mañana.

Lo que puedes hacer es practicar lo anterior, añadiendo un poco más de tiempo cada vez que lo repitas, siempre en base a la aceptación de tu mascota. Es decir, si vez que al añadirle 15 minutos más al tiempo que esté solo, sigue tranquilo, podrás seguir avanzando.

Si tu perro tiene miedo a las personas y otros perros, también ladrará

Perros que ladran mucho

Te ha pasado que, ¿Estas paseando por la calle con tu perro, y éste se pone a ladrar a otro perro como poseído por el demonio?

Esta reacción es típica cuando su mascota tiene miedo o siente una amenaza, hacia él o tú bienestar.

Aquí ya tienes identificado que el acercarse a otros perros o personas, le genera mucha intranquilidad y es una situación incómoda para tu perro. Entonces, debes tratarlo gradualmente a su ritmo.

Aproxímalo poco a poco a esta situación incómoda, y cuando veas que se empieza a poner intranquilo, detienes el ejercicio. Puedes continuar en otro momento añadiendo cosas que le gusten, como jugar con él, incentivar que use el olfato con pequeños trozos de galletas o dejar que él te busque, etc.

De esta forma harás que él se entretenga y centre su atención en otros distractores, mientras poco a poco le sigues acercando a otros perro o extraños.

Como lo advertimos al inicio, esto se trata de practica, constancia y mucho amor en el proceso de corrección de conductas en nuestro perros.

ATENCION : ¡ Nunca Hagas esto !

  • Nunca, pero nunca, obligues a tu mascota a hacer algo que no quiere.
  • No lo riñas, ni eleves tu voz o te enfades mientras corrijas sus ladridos o si tu perro no responde como tú deseas.
  • No esperes que tu perro aprenda tan rápido como otros. No lo compares por favor, cada mascota tiene su propio ritmo de adaptación.

¡Tu perro ladra cuando suena el Timbre del Terror?

Muchos perros ladran cuando suena el timbre

Suena el timbre, y ellos se vuelven locos. Esto les pasa con mucha frecuencia cuando no tienen control de sus emociones, y no es su culpa.

Lo usual es que tu mascota reaccione con un par de ladridos suaves cuando suene el timbre, pero ponerse como una “cabra” llena de energías, saltos y ladridos fuertes, ¡No!

Para poder corregir esta actitud en el perro, lo primero es asociar una frase de mando con una acción que debe realizar tu mascota. Por ejemplo, para decirle que vaya a su lugar de descanso (cama, caseta, casa, etc) puedes usar : “A tu cama”.

Una vez que tu perro tenga entendido que al decirle “a tu cama”, él debe ir a su cama, puedes añadir ejercicios con el sonido del timbre.

En esta segunda fase, puedes practicar haciendo que algún familiar o conocido te ayude tocando el timbre, y acto seguido, cuando tu perro empiece a enloquecer, sólo debes darle la frase de orden “a tu cama”, y él debe obedecer.

Después de práctica, entre 1 o 2 veces al día, o dependiendo de la facilidad de tu mascota, podrás ver cómo reacciona.

La intención de asociar esta orden con su hiperactividad al oir el timbre, es que él podrá ir a su cama y se tranquilizará solo.

Recomendaciones

PACIENCIA

Recuerda que debes tener un chute extra de paciencia durante este proceso. Este proceso de corrección no será fácil para tu perro y tampoco lo será para ti, pero es un trabajo en equipo.

AMOR

Muéstrale todo el amor que sientes por tu perro. No te cortes ni un poco. Ellos perciben esto y les ayudará a poder cumplir los ejercicios con éxito.

PREMIA

No olvides premiar cada avance que haga. Estos refuerzos ayudarán a que tu perro se sienta más cómodo y se motive.

Facturas del aburrimiento o frustración canino

El aburrimiento y frustración hacen que ladren los perros

Muchas veces nuestra mascota pasa largas horas dentro de casa, y es posible que sea un espacio reducido. Esto le ocasiona aburrimiento, frustración o ambas juntas. Y para aliviar estos malestares, se desahoga ladrando a todo volumen.

Para ayudarlo a estar tranquilo y pueda dejar de lado los atormentados ladridos, puedes emplear estos Tips:

  • Prolongar los paseos con tu perro. Esto no quiere decir que te la pases con el whatsapp en tu móvil durante todo el trayecto. Darle su tiempo también implica que tú desconectes y te centres en él.
  • Practicar algún deporte juntos, como por ejemplo "Mobility", donde se le presentan varios obstáculos que debe pasar y con los cuales obtendrá mayor seguridad en sí mismo.
  • Mientras esté en casa, déjale juguetes a la mano para que pase el rato o esconde comida por varios ambientes de la caza, y rétalo a encontrarlo.
  • También puedes ejercitar su mente con rompecabezas para perros o juegos de agilidad mental parecidos. Esto lo tendrá muy entretenido y no tendrá tiempo para intranquilizarse.

Momentos de descontrol: Perros súper exitados

Estos casos suelen aparecer por jemplo, mientras les vas a dar de comer o cuando coges la correa o arnés para salir a pasear. Ellos pierden los papeles, y empiezan a ladrar sin control alguno. Haz esto y pararán:

  • Aquí es cuando debes tener mucha paciencia. Déjalos, quédate quieto y no realices ninguna acción hasta que ellos no dejen de ladrar.
  • Mientras ocurra esto, debes decirles, que si no se calman no habrá paseo ni comida. Créeme que los perros son muy inteligentes y entenderán que deben portarse bien.

Hay una luz al final del tunel: ¡No estás solo¡

Como puedes ver, este problema es más frecuente de lo que te imaginas, y hay miles que lo sufren día a día.

Aunque debas emplear tiempo y práctica al inicio, lo mejor es que será un !aprendizaje para siempre¡

Lo peor de no solucionarlo pronto, es que empeorará y tendrás a un perro que ladrará por todo. Por ello, te recomendamos que empieces cuanto antes con estos tips y puedas dormir tranquilo.

Deja un comentario